ordinary and oddinary

I write therefore I exist.

Los otros secretos árabes (The other Arabic secrets)

This is not new to me but I’ve come across this article while I was reading today’s ABC newspaper on the net.

I still find it quite peculiar. Many years ago, I saw a group of Arabic ladies shopping in Harrods, London. Though they were covered in black shapeless long sack like dress, which was almost sweeping the floor, the lace and embroidery details of the attire,  thier make-up, a glimpse of garments shown underneath, a skimpy black sandal, and the handbag they were carrying, basically everything about them oozed serious money, icy aloofness, and , well, unexplained but incredible sex appeal.

As seen from history, there has always been some sort of sexual outlet appearing under the very strict rules of a religion. The more strict, the more erotic and more twisted in some case. I remember when I first heard Enigma’s ‘Mea Culpa’ over 20 years ago . Oh my lord, I felt a shiver run down my spine. I didn’t know what that was at that time, come to think of it now, it must have been something sensual.

Well, enough said for today (blushed). 🙂
Here goes the original article.

http://www.abc.es/20120214/internacional/abcp-otros-secretos-arabes-20120214.html

En países como el Líbano, las apariencias engañan más que nunca. Bajo las abayas y los hiyabs, las mujeres pueden utilizar la lencería más sugerente

Existe una mujer árabe que no siempre se corresponde con la imagen que suelen mostrar los medios de comunicación occidentales. Una mujer que, en el caso de las musulmanas más tradicionales, puede esconder por debajo de sus abayas o hiyabs una lencería mucho más provocativa y sexy de la que habitualmente se encuentra en cualquier tienda de ropa interior europea.

Empresas como la española Selmark funcionan muy bien en el mercado libanés porque han entendido a la perfección cuál es el perfil de sus compradoras, «mujeres que se preocupan por su imagen y que valoran su faceta social como fundamental. Son tremendamente femeninas, seductoras. Todos los complementos que utilizan están muy estudiados y no les importa gastarse mucho dinero en comparación con otros países del mundo», explica Rafael Pérez, director general de Selmark: «Hablamos de gente acostumbrada a viajar y que está a la última, incluida la moda en lencería».

Sidón, la tercera ciudad del Líbano, es eminentemente suní y conservadora, pero no tiene nada que ver con los mercados de cualquier ciudad de Arabia Saudí. En su zoco conviven el trajín de los niños que corretean a la salida del colegio con las mujeres cubiertas que realizan las últimas compras del día. Talleres de reparación, pequeñas tiendas de ropa y bisutería, puestos de comida que, de repente, se ven salpicados por el rojo explosivo de varios saltos de cama de encaje, expuestos ante los viandantes con orgullo, como trofeos de caza.

La encargada, que ha residido cinco años en Francia y pide no citar su nombre, comenta que a las mujeres árabes, ya sean musulmanas o cristianas, les gusta vestir a la moda, sentirse atractivas para sus hombres. «Como a vosotras», apunta con un guiño. Cree que Europa desconoce a las musulmanas, considerándolas al margen de las últimas tendencias y del glamour: «Solo porque en público vayamos un poco más tapadas no significa que no vistamos de forma sexy por debajo». Recuerda con una sonrisa que la mujer no está ahí afuera para que el mundo la mire, pero sí su familia y amigos, para quienes no duda en arreglarse y a los que desea sorprender tanto con su peinados, como con su joyería o la lencería más exquisita.

De vuelta a la capital cabe preguntarse ante sus escaparates si será verdad lo que afirma de forma rotunda la dependienta de Diamony, uno de los fabricantes locales de ropa interior más atrevida y de mayor éxito en Oriente Próximo: «Las libanesas somos las mujeres más femeninas del mundo». Los miles de turistas del Golfo Pérsico que pasan el verano en el país del cedro parecen darle la razón; es entonces cuando la doliente ciudad mediterránea emerge como un paraíso en el que la libertad, las pasiones más mundanas y el alcohol se mezclan y agitan peligrosamente con los escotes más pronunciados y los vestidos más diminutos.

Los libaneses adinerados y los árabes en general no escatiman en gastos cuando se trata de aparentar: los conjuntos más sofisticados e insinuantes se convierten en codiciado objeto de deseo en Beirut, donde de puertas para adentro todo está permitido.

Advertisements

Single Post Navigation

One thought on “Los otros secretos árabes (The other Arabic secrets)

  1. Mark on said:

    But try to lift up their covering and you might get your hands cut off! 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: